Cómo preparar tu piel para el verano

Con la llegada del buen tiempo y el aumento de las temperaturas volvemos a exponernos a las radiaciones solares y sin una buena preparación previa puede que no disfrutemos de una piel saludable durante todo el verano. A continuación, te damos unos consejos básicos que debes realizar para tener la piel preparada en los primeros días de sol:

  1. Exfoliación

La exfoliación es imprescindible para una buena preparación de la piel, ya que con ello conseguimos eliminar las células muertas dando paso a una piel renovada. Pero con la aplicación del exfoliante no solo conseguiremos realizar una buena limpieza, sino que además, nos ayudará a que los productos que apliquemos después se absorban mucho mejor.

El pequeño tamaño de las partículas de la sílica del exfoliante facial y corporal de Vitamina C, nos permite realizar una limpieza profunda sin producir irritaciones. Este exfoliante contiene vitamina C microencapsulada, un potente antioxidante que nos permite una renovación perfecta de la piel.

  1. Hidratación

El paso siguiente a la exfoliación siempre debería ser la hidratación, ya que en ese momento las células están receptivas para absorber los activos. Para ello, te proponemos el Serum Corporal de Oro, formulado con aceite de argán y de jojoba que ayudan a mantener la piel hidratada y con aloe vera que promueve la regeneración cutánea.Este serum de textura cremosa te dejará la piel sedosa y aterciopelada, llegando a ser tu mejor aliado para lucir la piel nutrida y dejando atrás la sequedad en la piel.

Pero si la textura crema no te gusta, tenemos otra opción para ti. El aceite corporal Natur oil Tibethan para después de la ducha o baño. Éste se aplica con la piel húmeda realizando movimientos circulares ascendentes para mejorar la circulación. Esta formulado con cinco aceites que favorecen el fortalecimiento del manto hidrolipidico, evitando así la perdida de agua, favoreciendo la flexibilidad de la piel y evitando la aparición de estrías.

  1. Protección

Siempre que vayamos a exponernos al sol durante un largo periodo de tiempo, deberíamos proteger nuestra piel de las radiaciones solares, ya que los rayos UV deterioran no solo el aspecto de la piel, sino que además puede favorecer la aparición de patologías. Para ello nada mejor que el Protector solar SPF 35, ya que no solo cumple de forma eficaz su función de proteger la piel, evitando el envejecimiento prematuro y reduciendo la aparición de manchas, sino que, además, contiene los activos adecuados para mantener la piel nutrida e hidratada.

  1. Regeneración

Después de tomar el sol es muy importante aplicar un buen producto que calme, regenere e hidrate la piel. Para ello os proponemos el gel hidratante de aloe vera y rosa mosqueta, que por su formulación es capaz de aliviar la sensación de tirantez e irritación en la piel producida por el sol. Su alto contenido en aloe vera potencia la regeneración celular y nos ayuda a calmar las leves quemaduras solares. Entre sus principales funciones se encuentra la hidratación, pero además, por su textura tipo gel es capaz de disminuir la temperatura de la piel. Por otro lado, el aceite de rosa mosqueta nos ayudará a prevenir la aparición de manchas.